Facefly
Casilda López-Linares

TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD

Son trastornos mentales, caracterizados por un patrón de pensamiento, desempeño y comportamiento extremo y poco saludable, causando problemas y limitaciones importantes en las relaciones, las actividades sociales, el trabajo, el contexto académico…, suelen comenzar en la adolescencia o en la adultez temprana.

La personalidad, es el conjunto de pensamientos, emociones y conductas que nos hacen únicos y especiales. Es la forma en la que nos expresamos y vemos el mundo exterior, las relaciones sociales y por supuesto, a nosotros mismos. En muchos casos, la persona que padece esta enfermedad no es consciente y tiende a culpar a los demás de sus problemas diarios.

Causas

Varios estudios han llegado a la conclusión de que la causa de los trastornos de la personalidad, es provocada por una combinación de las influencias genéticas y del entorno. Es posible que los genes vuelvan vulnerable al individuo a desarrollar determinado trastorno de la personalidad y una específica situación de la vida pueda también desencadenar el desarrollo del mismo, aunque en muchos casos la causa principal sea las variaciones en la química y en la estructura del cerebro.

La importancia del tratamiento de Psicoterapia

La combinación de tratamiento psiquiátrico y psicológico es clave.
Desde el punto de vista psicoterapéutico, es esencial trabajar centrándonos en las potencialidades de la persona. Como prioridad focalizaremos la psicoterapia en disminuir las conductas de riesgo, para luego desarrollar las habilidades cognitivas, conductuales y emocionales que permitan resolver los conflictos.

Trabajaremos en equilibrar los diferentes rasgos de la personalidad, aumentar y confiar más en las posibilidades de la persona, mejorar las relaciones interpersonales, lograr un mayor autocontrol, aprender a gestionar el malestar e identificar los brotes para anticiparnos a su descontrol.

Tipos de personalidad y síntomas

Existen numerosos tipos y los síntomas dependen del trastorno de la personalidad que se padece, pero destacamos que no es necesario que se manifiesten todos los signos y síntomas enumerados para que se diagnostique un trastorno.

TRASTORNO BIPOLAR

Fase maníaca

  • Episodios anormales de optimismo, nerviosismo o tensión.
  • Aumento de actividad, energía o agitación.
  • Sensación exagerada de bienestar y confianza en sí mismo (euforia).
  • Menor necesidad de dormir.
  • Locuacidad inusual.
  • Frenesí de ideas.
  • Distracción.
  • Tomar malas decisiones, como hacer compras compulsivas, tener prácticas sexuales riesgosas o hacer inversiones absurdas.

Fase depresiva

  • Estado anímico depresivo (se siente triste, vacío…).
  • Marcada pérdida del interés en casi todas las actividades.
  • Adelgazamiento importante sin hacer dieta, aumento de peso, o disminución o aumento del apetito.
  • Insomnio o dormir demasiado.
  • Fatiga.
  • Sentimientos de inutilidad, o culpa excesiva o inadecuada.
  • Disminución de la capacidad para pensar o para concentrarse.
  • Pensar en el suicidio, planificarlo o intentarlo.

TRASTORNO ESQUIZOIDE DE LA PERSONALIDAD

  • Falta de interés en las relaciones sociales o personales; preferencia por la soledad.
  • Incapacidad para permitirse sentir diferentes emociones.
  • Incapacidad para disfrutar de la mayoría de las actividades.
  • Incapacidad para captar las señales sociales normales.
  • Aparentar ser distante o indiferente.
  • Poco interés o interés nulo en actividades sociales

TTRASTORNO PARANOIDE DE LA PERSONALIDAD

  • Desconfianza y sospecha generalizadas hacia los demás y sus motivos.
  • Creencia injustificada de que los demás intentan dañar o engañar.
  • Percepción de comentarios inocentes o situaciones no intimidantes como si fuesen insultos o ataques personales.
  • Reacción hostil o de furia a los insultos o desaires percibidos.
  • Tendencia a guardar rencor.
  • Sospecha injustificada y recurrente de que el cónyuge o la pareja es infiel.

TRASTORNO EZQUIZOTÍPICO DE LA PERSONALIDAD

  • Vestimenta, pensamientos, o conductas peculiares.
  • Alucinaciones visuales y sonoras.
  • Falta de expresión emocional o respuestas emotivas inadecuadas.
  • Aislamiento social por falta de relaciones o incomodidad ante dichas relaciones.
  • Respuesta indiferente, inadecuada hacia los demás.
  • Creencia de que determinados acontecimientos casuales tienen mensajes ocultos y exclusivos para la persona.

TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

  • Conducta impulsiva y riesgosa.
  • Imagen personal inestable o frágil.
  • Relaciones inestables e intensas.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Conductas suicidas o amenazas de autolesión.
  • Temor intenso a estar solo o a ser abandonado.
  • Sentimientos de vacío continuos.
  • Ataques de ira frecuentes e intensos.

TRASTORNO NARCISISTA DE LA PERSONALIDAD

  • Creencia de ser especial y más importante que los demás.
  • Fantasías sobre el poder, el éxito y la atracción.
  • Incapacidad para reconocer las necesidades y sentimientos de los demás.
  • Exageración de logros o talentos, arrogancia.
  • Expectativa de elogios y admiración constantes.
  • Envidia hacia los demás o creencia de que los demás envidian.

TRASTORNO DE PERSONALIDAD ANTISOCIAL

  • Indiferencia hacia las necesidades o los sentimientos de los demás.
  • Mentiras, robos, uso de apodos, estafas constantes con falta de remordimiento.
  • Problemas legales recurrentes.
  • Comportamiento agresivo, a menudo violento.
  • Indiferencia hacia la seguridad propia y de los demás.
  • Conducta impulsiva.
  • Irresponsabilidad constante.

TRASTORNO DE PERSONALIDAD DEPENDIENTE

  • Dependencia excesiva de los demás y sentir la necesidad de que alguien les cuide.
  • Conducta sumisa o apegada hacia los demás.
  • Falta de confianza en uno mismo.
  • Dificultad para iniciar o llevar a cabo proyectos solo debido a la falta de confianza en sí mismo.
  • Dificultad para expresar desacuerdo con los demás, por temor a la desaprobación.
  • Tolerancia hacia tratos abusivos o inadecuados, incluso cuando existen otras opciones.
  • Necesidad urgente de comenzar una nueva relación cuando ha terminado otra.

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD OBSESIVA-COMPULSIVA

  • Preocupación por los detalles, el orden y las normas.
  • Perfeccionismo extremo y angustia cuando no se logra la perfección.
  • Deseo de controlar a las personas, las tareas y las situaciones; incapacidad para delegar tareas.
  • Negarse a reunirse con amigos o a hacer actividades placenteras debido a un compromiso excesivo con el trabajo o con un proyecto.
  • Incapacidad para desechar objetos rotos o inútiles.
  • Control estricto e imperativo del presupuesto y los gastos.

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD POR EVITACIÓN

  • Sensibilidad excesiva a las críticas y al rechazo.
  • Sentimiento de ser inadecuado, inferior o desagradable frente a los demás.
  • Evasión de las actividades laborales que impliquen contacto interpersonal.
  • Inhibición, timidez y aislamiento en el plano social; evitación de las actividades nuevas y de reunión con extraños.
  • Timidez extrema en situaciones sociales y en las relaciones personales.
  • Temor a la desaprobación o a hacer el ridículo.

Cerrar

Leave a comment