Lodo 2
Carlota Fernández de Villavicencio

ANSIEDAD

La mayoría de las personas sienten ansiedad de vez en cuando a causa de ciertas circunstancias. Es una emoción y reacción normal que surge como manifiesto cuando nos encontramos en una situación de alerta puntual.

Un trastorno de ansiedad es muy diferente. Nuestros pensamientos alarmistas se anteponen sin causa aparente a nuestro raciocinio y se hacen con el control sobre nosotros mismos, afectando a varios ámbitos de nuestra vida. Los trastornos de ansiedad son una de las patologías psicológicas más habituales, de ahí la importancia de un tratamiento apropiado para aquellas personas que lo sufren. Es fundamental que estas aprendan a manejar y comprender sus síntomas para mejorar su calidad de vida.

Vivir con ansiedad no es una tarea fácil, se trata de una gran piedra en el camino que debemos identificar y retirar (ansiedad circunstancial), o saber saltar (ansiedad crónica).

Lo fundamental es poder distinguir y controlar nuestro tipo de ansiedad mediante la psicoterapia y las herramientas que el profesional nos paute.

Las personas que no tienen un estado ansioso constante o frecuente, no entienden la situación de aquellos quienes la sufren, por ello es importante que el círculo cercano también reciba pautas profesionales, ya que, la incomprensión es una de las mayores presiones que agravan el estado de quien padece ansiedad.

Los ataques de ansiedad se pueden manifestar de forma muy variable.

Síntomas de ansiedad:

  • Presión en el pecho.
  • Nudo en la garganta.
  • Entumecimiento de las extremidades.
  • Taquicardia.
  • Mareos.
  • Inestabilidad.
  • Falta o dificultad de concentración.
  • Angustia.
  • Visión borrosa.
  • Agotamiento físico y mental.
  • Sudoración excesiva.
  • Náuseas.
  • Crisis de llanto.
  • Sensación extrema de calor.
  • Escalofríos.

Tipos de transtornos de ansiedad:

TRANSTORNOS DE ANSIEDAD GENERALIZADA (TAG)

Muchos individuos sienten ansiedad o preocupación cada cierto tiempo sin entender el porqué. Su vida es ordinaria, no tienen ningún problema más que su ansiedad. Las personas que sufren (TAD), sienten ansiedad y preocupación la mayoría del tiempo, no solo en situaciones potencialmente estresantes. Estas preocupaciones y sentimientos son intensos, irracionales, persistentes e interfieren con el funcionamiento normal en su vida diaria, resultando ser una situación agotadora y difícil de controlar.

TRANSTORNO DE PÁNICO

Se trata de un trastorno de ansiedad muy debilitante, y se conoce como ansiedad estado, pues su sintomatología es aguda pero puntual/circunstancial. Las personas con trastorno de pánico experimentan sensaciones de muerte ante la posibilidad de quedarse sin aire.

Los ataques de pánico alcanzan su pico a los 10 minutos y suelen durar hasta media hora, haciendo que la persona se sienta cansada o agotada.

TRANSTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO (TEPT)

Este cuadro, ocurre cuando la persona ha vivido una situación traumática que le ha provocado un gran estrés psicológico, lo que puede ser incapacitante.

Cuando la persona revive el hecho que le ha causado el trauma, puede experimentar un alto grado de ansiedad.

Debido a la gran ansiedad que siente el individuo, éste puede intentar evitar las situaciones o actividades que le recuerden a la circunstancia que provocó el trauma.

FOBIAS

Una fobia específica es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por un fuerte miedo irracional a un estímulo, por ejemplo, una situación, un objeto, un lugar… La persona que sufre un trastorno fóbico hace todo lo posible por evitar ese estímulo que le provoca ansiedad, y esta conducta evitativa puede llegar a interferir en el funcionamiento normal de su vida diaria.

Cerrar

Leave a comment