Lodo 1
Carlota Fernández de Villavicencio
_

TRANSTORNOS DE ALIMENTACIÓN

En los últimos años, qué, cómo, cuánto y cuándo comemos, se ha convertido en algo más relevante para la sociedad. Los trastornos de conducta alimentaria se han incrementado considerablemente, y actualmente afectan a un elevado porcentaje de personas sin hacer distinción entre sexos, edades o condición social. Estos trastornos mentales generan un comportamiento patológico que condiciona a la persona en la ingesta de alimentos y en la obsesión por controlar el peso.

Por lo general, estos trastornos se suelen desarrollar en la adolescencia y “finalizan” cuando el paciente acepta y afronta su enfermedad al ponerse en tratamiento profesional. El 80 % de los casos es superado con éxito, frente a un 20 % en los que se vuelve una patología crónica.

TIPOS DE TRASTORNOS EN EL COMPORTAMIENTO ALIMENTICIO

ANOREXIA

El miedo por aumentar de peso es excesivo, lo que conduce a un estado extremo de inanición, y a presentar conductas anómalas en cuanto a la alimentación. A menudo, las personas que se ven afectadas por este trastorno, tienden a ver su físico distorsionado, se perciben con exceso de peso, incluso con obesidad, y creen que dejar de comer es la única solución para su problema.

BULIMIA

Este trastorno viene inducido por el miedo a engordar, y por la culpabilidad tras haber comido. La persona que padece bulimia, a menudo sufre “episodios de atracones”, varias veces al día, los cuales, le resultan inevitables e imposibles de controlar. Normalmente lo hace a escondidas y con sentimiento de culpa y de vergüenza. Los atracones los intentan compensar mediante vómitos provocados o laxantes.

VIGOREXIA

La persona vigoréxica se obsesiona con su aspecto físico en general, y su musculatura en particular. Estas personas tienen una visión distorsionada de su cuerpo, necesitando aumentar el tamaño de sus músculos de manera extrema. Suelen abusar de la práctica deportiva y a menudo recurren al consumo abusivo de sustancias, como esteroides o anabolizantes. Su alimentación se ve alterada, ya que el consumo de proteínas e hidratos de carbono es exagerado.

ORTOREXIA

Hace referencia a la obsesión por una alimentación sana, donde excluyen de su lista de alimentos, todo tipo de grasas, azúcares, alimentos cultivados con pesticidas, y alimentos procesados. El tiempo que utilizan para leer e informarse en las etiquetas de los alimentos es excesivo y obsesivo, y solo se alimentan de lo que creen que tienen controlado.

PSICOTERAPIA PARA TRASTORNOS ALIMENTICIOS

Con el tratamiento psicológico, se puede realizar un trabajo de prevención, de intervención durante el tiempo que se mantenga el problema el problema y de seguimiento posterior. Con la psicoterapia, se dota a la persona de una serie de herramientas necesarias para entender el funcionamiento del problema, reducir la inestabilidad emocional, la exigencia y la necesidad de control de la comida y el peso.

Cerrar

Leave a comment